Recuperamos un artículo de hace unos meses publicado en ElDerecho.com acerca del Sistema Concursal en el Reino Unido.

Para ejercer en Reino Unido como Administrador Concursal, es necesario disponer de una experiencia mínima de horas equivalente a cinco años de ejercicio profesional en una oficina de otro Administrador Concursal, y una licencia, que se obtiene después de haber superado un examen profesional organizado por los colegios profesionales y supervisado por el Ministerio competente.

De esta forma el número de profesionales activos está muy limitado, por el acceso a la profesión, ya que el mercado al ser muy cíclico (en términos sencillos, correlacionado a la evolución del PIB) debe permitir que la profesión sea rentable (lo que es cada día más difícil con los cambios de la regulación concursal), disponiendo de profesionales altamente cualificados, actualizados y en permanente evolución.

Centro de preferencias de privacidad