La Asociación Profesional de Administradores Concursales (Aspac) , informa que el número de administradores concursales que existe en España “es excesivo para una especialización y un funcionamiento correcto de la profesión”, por lo que no hacen falta más de 500 y, sin embargo hay registrados más de 12.000.

Para poder ser designado por un juez como administrador concursal, un abogado o un economista deben registrarse como tales en sus respectivos colegios profesionales acreditando formación en la materia. Tras ese trámite, los Colegios envían los listados a los juzgados, y son los magistrados de los juzgados mercantiles los que designan, según su criterio, a los profesionales a cargo de la administración de empresas en concurso de acreedores.

Pero, según ASPAC, el problema es aún mayor, pues de los 12.000 administradores concursales, sólo 600 ó 700 trabajarían en más de uno o dos concursos de acreedores. Los jueces de los mercantiles suelen designar para los mayores concursos de acreedores a abogados o economistas de su confianza, con los que ya ha trabajado en otras ocasiones.

Más información en: Voz Pópuli

Centro de preferencias de privacidad