La liquidación concursal del aeropuerto de Ciudad Real se ha reanudado. El polémico aeródromo vuelve a estar en venta partiendo la puja de un mínimo de 50 millones de euros
El Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 4 de Ciudad Real ha concedido un plazo de tres días a las empresas que presentaron una oferta a partir del 6 de noviembre para que las actualicen a las nuevas condiciones. El Juzgado ha dictado un auto aprobando la modificación parcial del Plan de Liquidación inicial propuesta por la administración concursal reactivando el procedimiento de venta directa de la totalidad de la unidad productiva.
En este nuevo proceso de venta directa las ofertas se deberán acompañarse de un plan de viabilidad de la actividad a desarrollar.
En enero el juzgado de lo Mercantil de Ciudad Real ha declarado nulo todo el proceso de subasta pública del aeropuerto de Ciudad Real, que entró en esta fase de venta y adjudicación tras entrar en concurso de acreedores y liquidación por las deudas que acumulaba. La recuperación del proceso de venta intenta dignificarla para que puedan cobrar el máximo número de acreedores.
Ahora el juzgado establece que la venta del aeropuerto de Ciudad Real se hará por la unidad productiva completa y con la subrogación del comprador en la condición de promotor del aeropuerto por un precio mínimo de venta de 50 millones de euros.

venta unidad productiva

La polémica infraestructura en liquidación concursal. Foto ABC

Después de que el ofertante consigne en la cuenta del Juzgado el 5% del precio ofertado se dará un plazo de 10 días naturales para que cualquier interesado pueda mejorarlo. Si nadie la mejora el juez dictará resolución aprobando la oferta y el comprador deberá consignar el 80% de su oferta antes de la firma de escritura y el resto antes de que se dicte el auto de cancelación de cargas, que se hará en el plazo máximo de 5 días desde que el Juzgado reciba la escritura pública de transmisión.
Si alguien mejorara en un mínimo de un 2% la primera oferta en los 10 días que hay de plazo, el juez abrirá licitación entre el adjudicatario inicial y los nuevos oferentes en sede judicial que sería resuelta por el Magistrado.
En caso de que se cierre el proceso de venta directa sin éxito, se procederá entonces a un sistema de venta a través de entidad especializada que, en caso de que tampoco tenga éxito, supondrá el inicio de la venta en subasta pública de la infraestructura.

Centro de preferencias de privacidad