La venta de la unidad productiva dentro del proceso concursal es una excelente alternativa al proceso de liquidación habitual cuando se estima que hay viabilidad para la empresa.

SIC CONCURSAL también se ocupa de la transmisión de las unidades productivas para dar continuidad a la actividad empresarial, haciéndose cargo de la venta del global del negocio: incluyendo todo el material activo o inmovilizado (maquinaria, utillaje, stocks…), inmaterial e intangible (know how, marcas, patentes, software propio…), así como la subrogación de los contratos de leasing y renting cuando los bienes financiados se consideran necesarios para continuar la actividad.

Tras la reestructuración de la deuda, la venta de la unidad de negocio permite salvar actividades, conserva los empleos y genera mayor liquidez en el concurso para poder satisfacer los compromisos con los acreedores.

Centro de preferencias de privacidad